_MG_1090

10 sep La gran familia del Hospital Aita Menni se reúne en Chillida-Leku en apoyo al proyecto solidario “We Are Like You”

Trabajadores de los distintos centros de Aita Menni, voluntarios, representantes de empresas e instituciones colaboradoras y, en general, amigos del Hospital disfrutaron, el pasado día 5, de una fiesta solidaria y de convivencia organizada por la Dirección en un entorno emblemático y especial: el museo Chillida-Leku, que permanece cerrado al público desde hace 5 años.

En total, más de 300 personas relacionadas con Aita Menni se acercaron hasta Hernani. En horario de mañana y tarde, pudieron participar en el variado programa previsto, conocer algo más sobre la realidad de Liberia, contribuir al proyecto “We Are Like You” y, por supuesto, contemplar las obras del escultor donostiarra emplazadas en las campas de Chillida-Leku, así como la exposición que alberga el Caserío Zabalaga, del siglo XVI.

La jornada destinada a la ‘gran familia’ de Aita Menni contó con la complicidad de otra gran familia, la de Eduardo Chillida, que puso a nuestra disposición todo el recinto, incluida la villa que expone las pinturas de Eduardo Chillida hijo y que ha permanecido cerrada incluso cuando el museo estaba abierto al público.

Visitas guiadas y mucho más

Con el objetivo de conocer la obra de Chillida se organizaron, a distintas horas, cuatro visitas guiadas muy concurridas. Pero el evento, que fue un gran éxito en cuanto a participación, incluyó mucho más: txikipark, taller de danza, creación artística de un mural, percusión africana a cargo de voluntarios de Senegal y Mozambique, taller de trenzas, mercadillo y concierto solidario…

Liberia estuvo muy presente en las actividades organizadas; la jornada, además de suponer un encuentro lúdico y distendido fuera del ambiente laboral, estuvo enfocada a difundir la necesidad de facilitar la puesta en marcha del proyecto solidario “We Are Like You” de Hermanas Hospitalarias en Monrovia. Por ello, entre los invitados se encontraban sor Begoña Pérez, responsable de la Provincia de Inglaterra de Hermanas Hospitalarias (de la que depende Liberia), y sor Inca González, destinada al Benedict Menni Centre de Monrovia desde 1992. Por ello también por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa acudió no sólo la jefa de la Sección de Atención a la Dependencia, Arritxu Manterola, sino también el director de Cooperación Internacional, Fernando San Martín.

Además, a lo largo de la tarde fueron pasando por Chillida-Leku otras muchas personalidades, como el presidente de Cruz Roja de Euskadi, Ignacio Irusta, el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, o el presidente del Aquarium de San Sebastián, Vicente Zaragüeta.

Emotivo colofón

Ante la tumba de Eduardo Chillida y su esposa, Pilar Belzunce, y como colofón de la jornada, Aita Menni quiso mostrar, una vez más, su agradecimiento por la generosidad a la familia Chillida, representada por su hijo Eduardo, su nuera Susana Álvarez y uno de sus nietos, Mikel Chillida. Tras el aurresku de honor, la superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias en Arrasate, sor Montserrat Esparza, depositó unas flores. El día terminó con un lunch ofrecido por Ausolan.

Pero antes, el músico y compositor Juan Carlos Irizar, director del coro de pacientes del Hospital Aita Menni, interpretó el séptimo de sus conciertos solidarios. El músico oñatiarra en esta ocasión estuvo acompañado por la magnífica voz de los solistas Julián Torres e Iñaki Revuelta, que deleitaron a los presentes con un escogido repertorio.

Por la salud mental en Liberia

La Congregación Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, a la que pertenece el Hospital Aita Menni, tiene como misión ayudar a las personas con necesidades sanitarias, sobre todo en el campo de la enfermedad mental. Dispone de centros en Europa, India, América del Sur, África y Asia. El proyecto “We Are Like You” quiere aprovechar la experiencia de nuestro centro en la atención a las personas con enfermedad mental para para poner en marcha un servicio de asistencia psiquiátrica en Liberia. Este servicio, según remarcó la hermana Inca González, se hace ahora más necesario si cabe tras la precaria situación en la que ha quedado la población tras la epidemia del ébola.

La palabra ‘gracias’ se queda pequeña

El deseo de Eduardo Chillida de compartir su obra le llevó a crear el Museo Chillida-Leku en el Caserío Zabalaga. El deseo de Aita Menni de ayudar cada vez más a las personas con enfermedad mental ha llevado al centro a organizar esta jornada en la que se volcó no sólo el Consejo de Dirección sino buena parte del personal.

La palabra ‘gracias’ resultaba insuficiente para transmitir el agradecimiento a las personas y entidades que, como Juan Carlos Irizar, Iñaki Revuelta o Julián Torres, Mikelson o Música Invisible participaron en la celebración de la jornada. Mención especial merecen: el director gerente, Mikel Tellaeche, como impulsor del evento; Egoitz Zabala, que ofició de maestro de ceremonias; Selene Vélez, terapeuta ocupacional del HAM y bailarina del grupo Debla Danza que organizó el taller de danza; Ainhoa Altuna, trabajadora de la Unidad de Discapacidad Intelectual y Trastorno Mental y del Comportamiento (UDITRAC) licenciada en Bellas Artes que dirigió la confección del mural; Itziar Aizpurua, dinamizadora de los conciertos solidarios de Juan Carlos Irizar, artista que no sólo ofreció el concierto sino que también ha compuesto una pieza titulada “Peine de los vientos” y cuya partitura fue entregada a la familia Chillida. La jornada tampoco hubiera sido perfecta sin la generosa colaboración de Macarena Aspiunza, Lucía Escolar, Fuensanta Mesa, Amaia Jauregi, Gabriela Álvarez, Irene Álvarez, Ilona Kowalska, Jaione Gartziaetxabe, Xabier Altuna, Aitor Armaolea, Aloña Telleria, María Hermoso y de otras muchas personas que de uno u otro modo estuvieron con nosotros en este día único.

El Diario Vasco

 

2015-09-07-diario-vasco

admin
info@wearelikeyou.org
2 comentarios

Publicar un comentario