ato-kwamena

02 ago Ato Kwamena (enfermero de Psiquiatría): “En este trabajo todo es pasión y dedicación”

Ato Kwamena Sagoe es un enfermero de Ghana especializado en enfermedad mental. Trabaja en el Centro de Salud Mental San Benito Menni de Monrovia tras pasar por uno de los hospitales de Hermanas Hospitalarias en su país, donde hizo su especialización.

Cuéntanos sobre ti.

Nací en la capital de Ghana, Accra, donde viví con mis padres y otros parientes, aunque provengo de Ajumako, una población en el distrito de Ajumako – Enyan Essiam, en la zona central de Ghana. Mi ciudad es la capital y es conocida por haber sido el lugar de nacimiento de Ottobah Cuguano, un abolicionista del siglo XVIII. La principal ocupación de la gente allí es la agricultura. Soy enfermero certificado en enfermedad mental tras haber cursado tres años en la Facultad de Enfermería Psiquiátrica de Ankaful. Hice mi prestación social en la Fundaci´çon de Salud Anglo-Gold Ashanti en Obuasi, adonde fui invitado a trabajar como voluntario durante un año y medio.

A través de encuentros con las familias y otras formas de psicoterapia, espero que podamos educar al país y erradicar los mitos que hay en torno a la enfermedad mental.

 

¿Cuánto tiempo has trabajado para Hermanas Hospitalarias? ¿Conocías la Institución con anterioridad?

Estoy en Monrovia desde marzo de este año,. Conocía a las Hermanas Hospitalarias de Ghana, donde trabajé en el Hospital San Benito Menni de Dompoase.

¿Qué dirías que hace a la Institución especial?

Éste es el único centro de rehabilitación que tenemos en Monrovia. El entorno es tranquilo  y el ambiente es seguro para personas cuyo comportamiento cambia frecuentemente a causa de su enfermedad mental. Ellas se encuentran a gusto aquí y sus familias están contentas con nuestro trabajo.

¿Cómo te sientes respecto a tu trabajo?

Saber que mi vida está dedicada a cuidar a personas con inestabilidad mental es una de las mejores sensaciones que uno puede tener.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Este trabajo es todo pasión, dedicación y altruismo, y devolver algo a la sociedad. Me gustaría que no hubiera enfermedad mental, pero sé que eso es imposible. La enfermedad mental hace que las pacientes se sientan resentidas, y no es agradable ver cómo sufren por ello.

Este trabajo es todo pasión, dedicación y altruismo, y devolver algo a la sociedad. Me gustaría que no hubiera enfermedad mental, pero sé que eso es imposible.

 

¿Hay algo que te ayudaría a hacer mejor tu trabajo?

Si tuviéramos una organización que nos apoyara con la terapia ocupacional, sería de gran utilidad para las pacientes. Hacen unas manualidades magníficas. Debería haber un lugar donde pudieran trabajar tras su alta, y eso evitaría muchas de las recaídas.

¿Puedes recordar algún momento memorable dentro del centro?

No llevo mucho tiempo aquí, pero ya guardo recuerdos entrañables. Cuando intenté traer de nuevo a una de nuestras pacientes que había vuelto a la calle, reaccionó con violencia. No entendía por qué teníamos tanto interés en traerla de nuevo a la Unidad. Días después, lloraba y se mostraba arrepentida por su comportamiento. Ahora ella emplea sus oraciones matinales para disculparse y agradecer nuestra ayuda. Es algo muy especial, ahora que ella sabe que está en un sitio mejor.

¿Has tenido dificultades en tu trabajo?

Siempre hay obstáculos en la vida, y están ahí para hacernos más fuertes y para decirnos que hay luz al final del túnel. Las pacientes a veces creen que yo quiero mantenerlas para siempre en la Unidad. A veces vienen a dormir delante de mi puerta y lloran, en un intento porque les demos de alta. Es difícil hacerles entender que esto no es una prisión, sino un lugar en el que pueden restablecer su salud mental.

Cuidar a personas con inestabilidad mental es una de las mejores sensaciones que uno puede tener.

 

¿Cómo crees que estás contribuyendo a la misión de Hermanas Hospitalarias para con la comunidad?

A través de encuentros con las familias y otras formas de psicoterapia, espero que podamos educar al país y erradicar los mitos que hay en torno a la enfermedad mental. Es una ardua tarea, pero tanto yo como el equipo somos vehementes a la hora de defender la necesidad de mejorar la salud mental.

¿Qué dirías a alguien que va a venir a trabajar aquí o que baraja ayudar haciendo voluntariado?

Que no se haga líos. Honestamente, creo que el mayor problema es la historia reciente del país, y desde mi experiencia puedo decir que todo ha mejorado notablemente. No hay guerra. Los voluntarios deberían venir sin miedo y ayudarnos a promover la igualdad y a mejorar la salud mental en Liberia. La salud mental es la salud total.

¿Hay algo que te gustaría añadir?

Está siendo una buena experiencia. No podría serlo sin la ayuda de las hermanas y de la plantilla. Antes de venir, había oído que aquí había bastante caos y estaba asustado, pero todo va muy bien. Agradezco mucho el trabajo de Marta (la anterior psiquiatra) y Cecilia (la anterior enfermera). No ha sido fácil cubrir su ausencia. También quiero agradecer a la administración y a las organizaciones que nos dan apoyo. Y a la hermana Lourdes, a la que agradezco mucho esta oportunidad.

admin
info@wearelikeyou.org
No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.